El siglo XXI ha resultado ser prolífico en lo que a formas de comunicación se refiere. Si a principios de siglo empezábamos a descubrir las redes sociales y éramos asiduos a las llamadas de teléfono móvil y los servicios de mensajería instantánea online, jamás habríamos pensado que 15 años después utilizaríamos el móvil para otra cosa distinta a llamar.

Y es que hemos cambiado. Y no sólo porque ahora cada poco tiempo se nos hace necesario mejorar la calidad de las comunicaciones, sino porque con cada mejora hemos ido renovando nuestras formas de comunicación.

Formas de comunicación en las que menos es más.

En 2006, con un Facebook que aún daba sus primeros pasos, surgió Twitter y nos enseñó que era posible condensar la información y llegar a mucha más gente. Sólo cuatro años después, aparecería Instagram para darle la razón al refrán en eso de que una imagen vale más que mil palabras. Llegados a este punto, ya empezamos a intuir que las formas de comunicación moderna buscan contar lo mismo de siempre pero de forma más sencilla y condensada. Y así llegamos hasta el momento actual, en el que un emergente Snapchat y un nuevo competidor Instagram Stories pugnan por conseguir ser el mejor (o al menos el más utilizado) medio de comunicación.

Nuevas formas de comunicación

Nuevas formas de comunicación

¿Y qué pasa con los blogs, los post en facebook, las webs de información?

En una era en la que la inmediatez en las formas de comunicación apremia y el tiempo es oro, la imagen está destronando sutilmente y cada vez más a la palabra escrita, pero también a la oral. ¿Cuántas veces hemos visto mesas llenas de gente que no se mira y no se habla, sino que están pendientes del teléfono móvil?

Ikea, siempre irreverente y atrevida en sus campañas publicitarias, ha querido hacer una crítica a este fenómeno en su último spot:

Facebook, como ya comentábamos en la entrada anterior, movió ficha ante el éxito de Snapchat creando Instagram Stories, pero ya consciente de la demanda del público presentó en 2014 la app Facebook Mentions que permite retransmitir vídeos en directo. Si sois asiduos de las redes sociales seguro que conoceréis el vídeo de la mamá con la máscara de Chewbacca, hasta el momento el más visto de la historia de Facebook y un inesperado éxito en lo que a marketing se refiere para Hasbro y Disney, ya que en pocos días se agotaron todas las existencias de la máscara de marras.

¿Qué será lo próximo que vendrá? Seguramente no tendremos que esperar mucho para saberlo, simplemente nos limitaremos a apreciar y utilizar estas nuevas formas de comunicación, que para bien o para mal (a decisión del lector) nos han cambiado.