La red social orientada a profesionales ha confirmado que su seguridad se ha visto comprometida y que millones de contraseñas correspondientes a cuentas de LinkedIn han sido robadas y publicadas en Internet. Esta información se ha publicado a través de su blog oficial, después de que varios medios de comunicación pusieran en alerta a los usuarios.

Robo de contraseñas en LinkedIn

Robo de contraseñas en LinkedIn

Es conveniente que  todos los usuarios de la red social cambien su contraseña lo antes posible. Podrán hacerlo entrando en su perfil de LinkedIn, accediendo posteriormente a las opciones de configuración (menú situado en la parte superior derecha de la pantalla) y clicando en «cambiar contraseña».

La OSI recomienda que la nueva clave de acceso que el usuario configure, cumpla los requisitos mínimos para considerarse «contraseña segura». Para ello debe contener al menos siete caracteres compuestos por letras, números, mayúsculas, minúsculas y símbolos (no debe formarse con números y/o letras que estén adyacentes en el teclado). Además no debe estar compuesta por información personal (cumpleaños, nombres de hijos, etc.) ni contener palabras existentes en algún idioma.

La OSI también aconseja modificar la contraseña de acceso a otros servicios (Facebook, Twitter, Hotmail, Gmail, etc.), en el caso de que el usuario utilizara la misma contraseña que para acceder a LinkedIn.